ALCOHOL 

Hay 3 productos.
Mostrando 1 - 3 de 3 elementos

El alcohol isopropílico, también conocido como isopropanol, se utiliza para diferentes fines, siendo los más habituales los relacionados con la limpieza y la desinfección. Aunque estos no son los únicos usos que tiene el alcohol isopropílico pues se trata de un producto muy usado en diferentes industrias como puede ser la farmacéutica o la de cosmética.

A continuación te explicamos qué es, para qué sirve y cómo debes de usar este producto:

¿Qué es el alcohol etílico?

El alcohol isopopílico no es el alcohol etílico que compramos normalmente es la farmacia, sino que se trata de un compuesto químico, transparente y que tiene un característico olor, aunque en muchas ocasiones se le incorpora perfumes para suavizarlo.

Una de sus principales ventajas es que se evapora muy rápido, permitiendo llevar a cabo una limpieza total sin dejar residuos. Otro aspecto que cabe remarcar es que es un producto altamente inflamable, por lo que hay que tener mucho cuidado en su uso. Lo mas recomendable es mantenerlo alejado del calor.

¿Para qué sirve el alcohol isopropílico?

1. Este alcohol suele ser empleado como desinfectante, especialmente para las manos. Es muy común que las toallitas o los geles contengan un alto porcentaje de este producto ya que evita que proliferen en la piel microrganismos.

2. En este tipo de industria, el alcohol isopropílico se usa para conservar muestras biológicas en un laboratorio o en productos de cosmética para evitar que hagan espuma, por ejemplo en las mascarillas purificantes.

3. Su rápida evaporación lo convierte en un producto perfecto para limpiar objetivos y componentes electrónicos, siempre que estén fríos y desconectados. Por ejemplo, es muy útil para desinfectar el móvil o el teclado del ordenador. También es muy eficiente para limpiar cristales y espejos.

4. Automóviles. El alcohol isopropílico es uno de los aditivo que se le añaden al combustible de los coches. En lo talleres suelen usar este producto para quitar la grasa y el aceite de superficies y herramientas. También puede servir como descongelante.

¿Cómo usar este tipo de alcohol?

La forma de emplear el alcohol isopropílico es verte una pequeña cantidad en un paño húmedo en el momento que vayas a limpiar cualquier superficie o aparato.

Para usar el alcohol isopropílico hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones como es utilizar siempre guantes, ya que puede irritar la piel. Nunca inhales este alcohol, especialmente si todavía no esta diluido en agua o con otros productos pues podría dañar tus vías respiratorias. Recuerda guardarlos en algún lugar alejado de fuentes de calor.

¿Cuál es la diferencia entre alcohol etílico y alcohol isopropílico?

Nunca debemos confundir el uso que podemos hacer con el alcohol etílico (alcohol 96) con los del alcohol isopropílico. El alcohol etílico es un producto mucho más agresivo que se utilizada como antiséptico, bactericida, disolvente para barnices y pinturas y como medio para reacciones físicas. El alcohol etílico lo puedes comprar en cualquier farmacia o supermercado.

En resumen, existen muchos tipos de alcohol y cada uno tiene unas propiedad y usos distintos que debemos conocer para aplicar el adecuado. Si tienes cualquier duda, en nuestro chat online te atenderos.

Suscríbete y recibe nuestras promociones

Recibe actualizaciones por correo electrónico de nuestras ofertas especiales.

*La entidad responsable del tratamiento de los datos será FARMACIA JOSE MARIA DE JAIME C. B. Para cualquier duda sobre la información introducida puede ponerse en contacto con general@farmaciadejaime.es. La finalidad de la recogida de estos datos únicamente es para poder ponerse en contacto con el usuario que ha realizado la consulta. La base jurídica para el tratamiento de los datos personales de los usuarios es el propio consentimiento del interesado. no serán cedidos a terceros y únicamente podrán ser objeto de comunicación a otras empresas que ejercen de encargados del tratamiento de datos. Asimismo, podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, etc. Más información sobre el tratamiento de datos.